New York Needs Me Back

Dentro de unos meses va a hacer un año que volví de New York, no evitar pensar todos los días en esta jungla de asfalto que ha cambiado mi vida por completo, me ha envenenado por dentro y ya no soy capaz de sacarme esta maldita ciudad de mi cabeza.Me imagino como sería mi vida si todavía siguiera allí… echo de menos el olor a comida de las calles, las alcantarillas humeantes, las luces de Times Square, cuando salías del metro parecía que era de día, pero realidad, era el reflejo de la luz sobre los escaparates, los teatros de Broadway, las escaleras rojas donde me sentaba a comerme el Mcflurry de galletas Oreo por las tardes, Central Park, las Dirty Burguers del Thunder Jackson Café, las noches de los miércoles en el Mad River, y sobre todo las ardillas agresivas que me arañaban las ventanas de mi habitación, me daban pánico, ahora mismo solo quieren que vuelva a darlas chuches desde la terraza. Sinceramente, creo que New York me necesita a mi tanto como yo a ella…

Advertisements

November 21, 2010. Uncategorized. 7 comments.

%d bloggers like this: